¿Libertad de prensa en riesgo? El asesinato de Shireen Abu Akleh alerta sobre el riesgo internacional para el periodismo

Blog Detail Image

La muerte de  Shireen Abu Akleh conmocionó al mundo. Ella no solo era una de las principales periodistas que cubría las diferentes dinámicas entre Israel y Palestina, sino también la voz de Palestina hacia el mundo árabe en la cadena Al-Jazeera.  Es por esto que la  forma en la que se registró su muerte es relevante. En pleno ejercicio de sus funciones periodísticas y llevando toda la identificación necesaria para su trabajo recibió un disparo en la cabeza que al parecer habría sido por parte de miembros del ejército israelí.

¿Qué representa esta noticia para el periodismo internacional y la libertad de prensa? ¿Por qué para buho™ Clarity for Leaders es de suma importancia el trabajo de periodistas y medios alrededor del mundo? Acá un par de reflexiones. 


Gráfica 1 - Cubrimiento de la noticia en medios de comunicación y social media

Impacto de la noticia en el periodismo internacional

Esta noticia se convirtió rápidamente en foco de periodistas e investigadores alrededor del mundo. Tras confirmada y comunicada su muerte,  se generó un primer pico de información que vino acompañado de múltiples denuncias, desde diferentes partes del mundo, donde el ejercicio periodístico sigue siendo una sentencia de muerte y en donde la libertad de prensa está condicionada a las dinámicas estatales de regímenes y autocracias antiderechos. 

El periodismo es una profesión fundamental y desafiante en medio de un mundo interconectado y con cada vez más fuentes de información. Desafortunadamente, en medio de contextos políticos y sociales, los periodistas viven bajo amenaza y su profesión representa un riesgo para ellos y otros actores. Datos del “Committee to Protect Journalists” demuestran una creciente tendencia para atacar a este grupo de profesionales: 


Gráfica 2 - Número de periodistas asesinados, arrestados y desaparecidos a lo largo del tiempo

Según estas cifras, hay una tendencia creciente en asesinatos, arrestos o desapariciones no solo en los últimos años sino en las últimas 3 décadas. En la actualidad  estamos viviendo el que puede ser el momento más preocupante para la libertad de prensa y el periodismo. 

Datos similares se encuentran en el análisis realizado por “Reporters Without Borders” para el 2022 en su índice de libertad de prensa: 


Gráfica 3 - Reporters Without Borders: índice de libertad de prensa para el 2021


Gráfica 4 - Reporters Without Borders: índice de libertad de prensa para el 2022

Las gráficas anteriores, extraídas del índice de RWB, deben entenderse metodológicamente en la totalidad del reporte y su análisis. Sin embargo, nos dan un primer indicio general del deterioro en la protección de periodistas. La situación actual refleja que se pasó de 59 países con situación problemática en 2021 a 62 en 2022 y de 21 países en situación muy seria en 2021 a 28 en 2022. 

Es así como el asesinato de Shireen Abu Akleh despertó la indignación de miles de personas que ven en su muerte una señal de alerta sobre las graves violaciones de derechos humanos que ejercen fuerzas militares y agentes del estado a periodistas que buscan llevar una aproximación de la realidad a sus audiencias, pero que sobre todo, denuncian a esos agentes y actores en su búsqueda de verdad y reparación.

América Latina: una región azotada por la violencia hacia periodistas

El asesinato de Shireen Abu Akleh es solo uno de los ejemplos más recientes de esta problematica. Para Edith Cachera, vicepresidenta de “Reporters Without Borders” América Latina está llena de mártires de la comunicación: personas que reciben de manera constante hostigamiento, represión y amenazas que terminan en asesinatos. Para ella, esa es la moneda de cambio con la que la autocracia acalla al cuarto poder. 

El último balance anual de la organización presenta datos bastante preocupantes. El número de periodistas encarcelados en 2021 creció un 20% en todo el mundo. Ese año también registraba el dato más bajo de asesinatos de los últimos 20 años, 46.

Sin embargo, llegó el 2022 y los asesinatos de periodistas se dispararon en América Latina. La gran mayoría de ellos fueron asesinados por dedicarse a investigar corrupción, narcotráfico y crimen organizado a nivel local, en sus comunidades y distritos.  Hasta finales de febrero, México llevaba 6 periodistas asesinados, siendo el último el director de Noticias Web, Heber López Vásquez. Esta ola de violencia generó la indignación de la ciudadanía que se manifestó en las principales ciudades del país. En palabras de Antonio Guterres, el asesinato de un periodista nos afecta a todos.

De acuerdo a cifras presentadas por el medio mexicano Article19, desde el año 2000 a la fecha, el país ha registrado 153 asesinatos de periodistas en posible relación a su profesión. 33 de estos asesinatos han ocurrido durante el mandato de Andrés Manuel López Obrador, algo que le ha traido grandes críticas a su gobierno que sigue sin poder atender efectivamente este flagelo. Destaca en el informe que del total, 92% han sido hombres. 

Algo que agrava esta situación, es que el peligro no solo radica en los asesinatos, sino que se perpetúa el peligro hacia los periodistas debido a la alarmante tasa de impunidad que se registra en estos casos.
Para la Federación Internacional de Periodistas esta alcanza el 95%.

El país más letal para ser defensor de derechos humanos y periodista es Colombia. Amnistía Internacional reporta que 13 activistas fueron asesinados en enero del 2022.

Para Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, los Estados tienen la obligación de investigar los asesinatos de manera pronta, exhaustiva independiente e imparcial, y con una línea de investigación principal que considere la labor de defensa de los derechos humanos y la actividad periodística. Eliminar la impunidad en estos casos es crucial para lograr un entorno seguro para defender derechos humanos y enviar un mensaje claro que estos actos no son tolerados.

¿Por qué para buho™ Clarity for Leaders es de suma importancia el trabajo de periodistas y medios alrededor del mundo?

Durante el seguimiento a la conversación desatada por el asesinato de Shireen Abu Akleh se generó un segundo momento durante el 13 de mayo cuando en su funeral se registraron choques entre palestinos y la policía isarelí. Estas tensiones volvieron a poner la conversación en la agenda pública y agudizaron la crisis y su cubrimiento. 

Si bien su desafortunada muerte se enmarca ya en el complejo y largo conflicto palestino isrealí, también entra dentro de una problámatica internacional y es el ataque a la libertad de prensa. 

Como vemos a continuación en la gráfica de tendencias del cubrimiento mediático, encontramos expresiones como “deliberadamente” y “cubrimiento” que nos muestran cierto enfoque narrativo por parte de los medios en donde lo sucedido no fue un accidente sino algo pensando mientras ejercía su labor periodística.  


Gráfica 5 - Nube de tendencias sobre el cubrimiento mediático del asesinatode Shireen Abu Akleh

Para buho™ Clarity for Leaders, los ataques a la libertad de prensa representan un fenómeno que dificulta el entendimiento de diversas coyunturas a nivel internacional, puesto que la labor periodística funciona como la primera línea de información que nos acerca a un análisis detallado y con datos certeros. 

Es por esta razón que el asesinato de periodistas y la censura a medios son un asunto de seriedad. La información que analizamos busca tener tantas posturas como sea posible. Esto con el fin de contrastar lo presentado desde las fuentes principales con las percepciones que la coyuntura nos da de la realidad. En palabras de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, el problema de una sola historia es su imposibilidad de acercarnos a esa realidad. Que no es absoluta y en muchos casos es solo virtual.  Cada periodista aporta una historia que puede interpretarse de distintas maneras de acuerdo al contexto donde se desenvuelva.

El asesinato de Shireen Abu Akleh refleja un serio problema, en donde la vida de una persona pierde importancia debido a su profesión y compromiso con la verdad, el periodismo y los derechos humanos.  Proteger a los periodistas y la vida en general es un deber de cada estado así como garantizar la libertad de expresión y de información, que es en últimas un reflejo de nuestra propia existencia individual y grupal.

Diego Barriga Agudelo
Experto Senior en Estrategia en buho™ Clarity for Leaders

Oscar Jaimes Navarro
Director de Comunicación Externa y Marketing en buho™ Clarity for Leaders 

¿Que tal te pareció?

Gracias por calificar