5G en América Latina: entre la diplomacia y la salud pública

Blog Detail Image

Los debates alrededor del despliegue en América Latina de la quinta generación de tecnología de redes móviles, más conocida como 5G, tienen dos caras visiblemente opuestas. En principio, el 5G es presentado como una promesa de conectividad que mejorará los servicios de salud, la seguridad, la competitividad, y promoverá una oleada de desarrollos tecnológicos hasta ahora irrealizables. Pero su despliegue también es blanco de un juego geopolítico que contiene diplomacia, comercio, seguridad nacional, y, desde hace unos meses, salud pública, ya que la dependencia de los gobiernos frente a las vacunas Sinovac de China parece haber cambiado el panorama. El futuro de la competitividad tecnológica de los países latinoamericanos depende fundamentalmente de la forma en la que sus gobiernos responden a esta disyuntiva. 

Un debate hostil

En 2020, la cobertura relacionada con el 5G en América Latina tuvo un enfoque geopolítico en los medios de los principales países. Según los datos recogidos por el equipo de buho media, en el segundo semestre del año anterior, los medios de comunicación impulsaron una conversación que se concentró en la respuesta de los países latinoamericanos a la tensión entre China y Estados Unidos, potenciada especialmente por miembros del gobierno brasileño.

El 27% de los fragmentos recogidos se refirieron a la respuesta de los gobiernos latinoamericanos en relación con los posibles riesgos de los dispositivos 5G para la seguridad nacional, y el 25% se refirió a la “competencia geopolítica” que se levantó entre China y Estados Unidos. Aunque pocos dirigentes tomaron una posición determinada, el gobierno brasileño, representado en su ministro de relaciones exteriores, fue el que más lejos llegó: en noviembre, en medio de una visita del subsecretario de Estado de Estados Unidos, Keith Krach, anunció su intención de unirse a la propuesta de “Clean Network”, que buscaba “limpiar” las redes de lo que llamaron “la columna vertebral de la vigilancia global china”. 

Temas más recurrentes en medios de la región en 2020

5g buho Clarity for Leaders


Un debate técnico

Pero la conversación cambió radicalmente en 2021: la cobertura de los medios dejó de lado los debates “polémicos” que tenían lugar en Brasil y que empezaban a debatirse en los gobiernos de Chile, Colombia, Perú y Ecuador. Desde entonces, la cobertura se enfocó en temas técnicos, cada vez más enfocados en las medidas necesarias para que los países disfruten de las ventajas de una conectividad de quinta generación. 

Las referencias a la infraestructura y tecnología necesaria para el despliegue del 5G representaron el 36%, un incremento porcentual de 26 puntos en comparación con el año anterior. Y las medidas regulatorias necesarias para llevar a cabo las subastas del espectro electromagnético para el despliegue del 5G representaron el 12%, es decir, hubo una disminución de  9 puntos porcentuales. 

Temas más recurrentes en medios de la región en 2021

5g buho Clarity for Leaders


Los datos recopilados por buho media nos muestran cómo una vez la conversación dejó de de lado los temas diplomáticos, los gobiernos se concentraron en mostrar la manera en que la implementación de esta nueva tecnología les permitirá zanjar algunas brechas de desarrollo que hoy existen, en especial, en temas de salud, comercio, educación y competitividad.

Las dos caras del debate

La información encontrada por buho media muestra que la cobertura ha estado marcada por dos grandes momentos. Uno, en el cual el juego geopolítico de China y Estados Unidos permeó la discusión de la implementación de la tecnología 5G en América Latina, y generó una disputa para definir si Huawei debía o no participar en las subasta. Por estas discusiones, los tiempos de las subastas se vieron afectados y diplomáticos chinos y estadounidenses tuvieron que sentar posición. 

En términos reputacionales, los más afectados fueron los principales participantes del debate: Huawei, China, Estados Unidos y Brasil. Las declaraciones del gabinete del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, inclinaron la percepción negativa de Huawei y China. Del otro lado, diplomáticos chinos, funcionarios de la empresa y algunos miembros del gobierno brasileño respondieron fuertemente a lo que llamaron “acusaciones infundadas”, la mayoría enfocadas contra el gobierno de Estados Unidos.

Tonalidad hacia las entidades más citadas. 2020

5g buho Clarity for Leaders


Pero desde enero el debate se centró en la tecnología 5G. Las entidades más citadas no fueron ya los gobiernos brasileño, chino y estadounidense: los medios se enfocaron en hablar de la 5G y la tonalidad hacia su llegada fue 56% positiva. 

Tonalidad hacia las entidades más citadas Enero 2021

5G buho Clarity for Leaders

Sin embargo, para abril y mayo se dio  una reactivación de los primeros debates mencionados, sobre todo, por la presión que ha ejercido el gobierno estadounidense para que Brasil no permita la entrada de Huawei a su territorio.       

   Tonalidad hacia las entidades más citadas Mayo 2021

5G buho Clarity for Leaders

¿Diplomacia sanitaria?

Muchos se preguntan, ¿por qué ha cambiado tan radicalmente el panorama?. En enero, el gobierno brasileño permitió la presencia de tecnología china en la subasta por el espectro electromagnético para el 5G: “en un vuelco, el gobierno de Jair Bolsonaro decidió cumplir con una importante solicitud de China y no excluir al país asiático de las subastas”. Luego, en marzo, dimitió Ernesto Araujo, el ministro de relaciones exteriores que propuso la entrada de su país al Clean Network. Era la pieza fundamental de Bolsonaro en su narrativa anti-China.

La respuesta a la pregunta no es todavía tan clara. Lo que resulta llamativo es la coincidencia entre el cambio del discurso y las nuevas conversaciones entre China y los gobiernos latinoamericanos en relación con la llegada de vacunas Sinovac contra el COVID-19. Y aquí la diplomacia china está sacando su tajada. En febrero, Fábio Faria, ministro brasileño de telecomunicaciones, viajó a Pekín a reunirse con los ejecutivos de Huawei. Minutos después de la reunión declaró: “aproveché el viaje para pedir vacunas, lo que la gente ahora reclama”. 

La disputa sigue abierta y cada país está jugando sus cartas. Todo indica que las dosis suministradas por Sinovac en América Latina están funcionando como una vacuna contra la narrativa anti-China y anti-Huawei. El interés del gobierno chino por aumentar su influencia en la región a través de la participación de empresas chinas en las subastas de 5G está tomando nuevos rumbos, que le suman ahora la dependencia sanitaria. 

Las decisiones que tomen los gobiernos de las economías más relevantes de la región (México, Chile, Argentina y Colombia) en relación con sus subastas de 5G, todas programadas en los próximos 48 meses, darán una pista del nivel de influencia que tendrá el gobierno chino en América Latina en los próximos 10 o 20 años. La decisión que tomó Brasil, a pesar de los deseos de su propio presidente, puede dar pistas del desenlace. El 5G y la dependencia sanitaria de la región parecen encaminar la consolidación de China como socio principal de la región.

Agustín Villegas
Juan Camilo Pinzón
Ana María Piraquive 

 Analistas de estrategia e insights 


 

¿Que tal te pareció?

Gracias por calificar